Baja tecnología

VelaDe chaval alguna vez trabajé con mis tíos, que eran albañiles. Les admiro por muchas razones, son unos grandísimos profesionales de los que aprendí de todo, y no lo suficiente. Y una de las cosas que me encantaba de estar con ellos eran los “momentos MacGyver” en que con cuatro trastos y una cuerda encontraban una solución a un problema nada obvio.

Si tienes una vela, un par de chinchetas, y una caja de cerillas, ¿cómo conseguimos anclar la vela a la pared?

Esas soluciones de pensamiento creativo liberan un chorro de endorfinas en mi cráneo. Ver cosas como ésta me hacen sonreir, me entusiasman, me hacen optimista y tener una fe enorme en el ser humano. Qué tontería, ¿no?

Y estos proyectos me encantan. “Herramientas de código abierto para construir una civilización“, que incluyen tractor, generador, cortadora láser, hormigonera, horno, la casa… Modulables, con partes reutilizables. Una promesa de autosuficiencia, de libertad. De trabajar con las manos y recrear el mundo. Es bonito.

He leído a menudo que la impresión 3D es una de esas tecnologías que cambiará nuestro mundo, aunque hoy esté en pañales. Puede que un día la combinación de esas herramientas de código abierto, energía barata, y una impresión 3D madura, suponga una auténtica revolución. Miles de millones de personas mejorando sus vidas y reduciendo el abismo entre el mundo de arriba y el de abajo.

Y puede que esa revolución empiece a producirse pronto.

(Aquí está la espuesta al Problema de la Vela)

Un comentario en “Baja tecnología

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s